Plan maestro de manejo

La cacería indiscriminada, los incendios reiterados, la explotación ilegal de leña y otros recursos naturales, así como el avance de la urbanización y la construcción de caminos conforman una batería de factores que convergen en el actual estado de degradación en que se encuentra la Reserva Natural de Vaquerías.

Para que las medidas de protección previstas en la normativa provincial puedan ser aplicadas en toda su dimensión es condición ineludible que el sector posea un Plan Maestro de Manejo, el documento que establece las líneas de acción para la protección, recuperación y uso sustentable de la zona resguardada.

En esa herramienta trabaja desde julio de 2009 una comisión interdisciplinaria que congrega a más de una veintena de profesores e investigadores, con sus respectivos colaboradores, de las facultades de Ciencias Exactas, Agronomía, Arquitectura, Matemática, Astronomía y Física, Filosofía, Derecho. El equipo cuenta, además, con la colaboración de la Dirección de Parques Nacionales y la obra social Daspu.

El antecedente directo de este proceso es un informe elaborado por el Instituto Superior de Estudios Ambientales de la UNC, donde se registraron los resultados de un relevamiento de la riqueza ecológica de la reserva, una recopilación de los aspectos institucionales regulatorios y de gestiones ambientales existentes, además de la cartografía base de la zona.

El Plan Maestro de Manejo establecerá los ejes centrales para los planes de conservación y recuperación de la diversidad biológica, al tiempo que procurará fomentar la educación ambiental y promover la difusión de los valores del área. Su producción se fundamenta en un proceso participativo que apela al compromiso de los gobiernos regionales y locales, así como a las organizaciones e instituciones públicas y privadas relacionadas al sector.

En este marco, en diciembre de 2009 se llevó a cabo el primer taller público donde se presentaron los resultados de un trabajo de inventario y análisis del patrimonio natural y cultural de la reserva y su entorno. Allí, los especialistas expusieron datos sobre la geología y geomorfología del área, la cuenca del arroyo Vaquerías, una evaluación hidrogeológica del agua subterránea y trazaron una descripción de las comunidades vegetales. También presentaron información sobre la fauna vertebrada, la situación de los incendios, las características poblacionales, el impacto ambiental del uso del predio por parte de los visitantes, la infraestructura educativa de la región y una síntesis de los problemas que afectan el área.

El objetivo de esa instancia fue que los diferentes sectores sociales pudieran participar de mesas de trabajo para incorporar sus aportes y opiniones. El taller público constituye el punto de partida para la formulación de las propuestas que permitan subsanar los conflictos existentes y al mismo tiempo constituye una oportunidad para que entidades públicas y privadas se comprometan y colaboren en la generación de alternativas para el manejo de la reserva.

De acuerdo a las previsiones de los responsables del proyecto, el Plan Maestro de Manejo estará concluido a mediados de 2010.