Antecedentes

La Universidad Nacional de Córdoba adquirió parte del loteo en un remate público en 1970. Dos años más tarde compró el resto, conformando una zona de aproximadamente 400 hectáreas.

El Centro de Ecología y Recursos Naturales Renovables (CERNAR) de esta casa de estudios inició en 1972 las gestiones para crear la "Reserva de Vaquerías". Desde entonces, numerosos especialistas de la esta casa de estudios realizaron investigaciones ecológicas que conformaron una masa crítica de datos sobre el lugar.

La creación del "Parque Natural y Reserva de Vaquerías en el Valle de Punilla, Córdoba" se produjo mediante la aprobación de un proyecto en el seno del Consejo Superior en 1989. La iniciativa permitió que el terreno se convirtiera en una de las pocas áreas protegidas de la provincia y del país con ecosistema del Chaco Serrano, cuyo patrimonio natural está conformado por más de 500 especies de plantas, un centenar de aves y otros individuos de la fauna nativa del centro del país.

A partir de la ley provincial 8.081, el área resguardada se constituyó como Reserva Provincial de Uso Múltiple, razón por la cual quedó sometida al régimen de conservación y normas reglamentarias dictadas por la autoridad de aplicación provincial y otras derivadas de acuerdos entre la Córdoba y la UNC. Actualmente, el predio forma parte del Sistema Federal de Áreas Protegidas.

De todos modos, para que el lugar alcance efectivamente el estatus de Reserva Provincial de Uso Múltiple, era necesario que la Casa de Trejo presentara un Plan Director, esto es, la herramienta que permite llevar a cabo una manipulación activa de las comunidades de plantas y animales y establece pautas de protección frente a modificaciones o influencias externas. Actualmente un equipo científico interdisciplinario está abocado a la elaboración de un Plan Maestro de Manejo, el instrumento que establecerá estrategias para la recuperación, protección y el uso sustentable del predio.