Sobre la Defensoría de la Comunidad Universitaria

Logo de la  Defensoría de la Comunidad UniversitariaLa Defensoría de la Comunidad Universitaria es un organismo mediador creado en 1997 por el Consejo Superior, para potenciar y agilizar los mecanismos administrativos existentes en la defensa de los principios y derechos universitarios. Como instancia universitaria de mediación, es la única en su tipo en el país.

Sus competencias incluyen supervisar la aplicación de leyes, ordenanzas y resoluciones, así como velar por la eficacia y pertinencia en la prestación de los servicios administrativos. En este sentido, recepta denuncias y reclamos sobre cualquier irregularidad o conflicto que sucede en la jurisdicción universitaria, cuya solución no haya podido lograrse por las vías tradicionales. En estos casos, sólo puede recomendar pero no obligar a realizar cambios o aplicar otro tipo de medidas.

Entre sus facultades, se cuentan intervenir de oficio, o por solicitud del interesado, para requerir la modificación de criterios utilizados para la producción de actos administrativos y resoluciones, instar a las autoridades al ejercicio de sus potestades de inspección y de sanción, y sugerir la modificación de normas cuando su cumplimiento sea perjudicial para la institución o atente contra los derechos de sus miembros. Desde la sanción de la ordenanza 9/2011 del Consejo Superior, recepta denuncias por discriminación sobre identidad y expresión de género en el ámbito universitario.

A partir del año 2015 recepta consultas y denuncias por Violencias de Género (Res. HCS 1011/2015)

Sin embargo, no puede interceder en asuntos sometidos a la justicia, tampoco en causas relativas a la defensa de derechos laborales, ni discutir resoluciones disciplinarias o intervenir en evaluaciones académicas de profesores, comisiones dictaminadoras o consejos.