Laboratorio de Hemoderivados

El Laboratorio de Hemoderivados es una institución pública, sin fines de lucro, productora de medicamentos y derivados de tejidos humanos esenciales para la salud. Pertenece a la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y fue fundado en 1964 por el Presidente Arturo Illia para permitir el acceso de la población a medicamentos destinados al tratamiento de enfermedades críticas. Para la construcción de la planta el mandatario donó parte de los fondos reservados de la Presidencia, y definió que estuviese bajo la órbita de la UNC para protegerlo de los poderosos intereses que reinaban en la época.

Por su origen y esencia, el laboratorio posee un claro objetivo social: "Mejorar la calidad de vida de las personas, elaborando medicamentos accesibles, seguros, de alta calidad y eficacia terapéutica".

Para lograr este propósito el Laboratorio de Hemoderivados colabora en la sustitución de importaciones de medicamentos de alto valor terapéutico, elabora medicamentos huérfanos, regula los precios del mercado y lleva adelante un programa de donación de medicamentos destinado a personas que no poseen cobertura de salud, ni recursos económicos para tratar sus enfermedades.

La calidad, la eficiencia, la transparencia y el compromiso social guían cada acción y comportamiento de la organización. Son estos mismos valores los que le han permitido construir las bases de una institución fuerte, éticamente responsable, autogestionada económica y financieramente, y con la capacidad de liderar grandes cambios que transforman y mejoran la realidad y calidad de vida de muchas personas. 

Actualmente, el laboratorio es el único productor de medicamentos hemoderivados del país, y la planta fraccionadora de plasma con mayor capacidad de producción y comercialización de Sudamérica.  Además, elabora y distribuye fármacos inyectables de pequeño volumen para uso hospitalario, y derivados de tejidos óseos de uso odontológico y traumatológico.

Plasma, materia prima escasa

Los medicamentos hemoderivados tratan complejas enfermedades que pueden afectar de manera grave la salud de las personas. Son imprescindibles para el tratamiento de numerosas enfermedades, sin embargo son escasos a nivel mundial ya que la materia prima esencial para su elaboración es el plasma, el componente líquido de la sangre.

Laboratorio de Hemoderivados

Como los responsables de la extracción de sangre en Argentina son los Bancos de Sangre, que dependen en su mayoría de hospitales públicos y privados, el laboratorio desarrolló un innovador convenio de intercambio de plasma por medicamentos, insumos y equipamientos, que por sus características sociales, éticas y de transparencia es único en el mundo. Los Bancos de Sangre envían el plasma excedente al Laboratorio y reciben en concepto de retribución por el costo de obtención del mismo, medicamentos hemoderivados, insumos y equipamientos.

Además de poseer convenios de intercambio con todas las provincias del país, mantiene acuerdos similares con los ministerios de Salud de Chile, Paraguay, Uruguay, Ecuador.

Asimismo, el Laboratorio de Hemoderivados lleva adelante la campaña solidaria "Doná Plasma" con la que busca concientizar a la población sobre la necesidad de contar con donantes voluntarios y habituales que, a través de su colaboración, contribuyan a satisfacer las necesidades de medicamentos hemoderivados en nuestro país.

Conozca más del Laboratorio de Hemoderivados de la UNC.