Pausa Activa

Pausa Activa

Muchas veces pasamos horas estudiando, sentados o de pie, y después de un tiempo nos duelen las piernas y el cuello. O hacemos tareas en casa y luego sentimos molestias o dolores. 
Estas sensaciones nos pasan muy seguido, y suceden por varios motivos:

  • Permaner mucho tiempo en una misma posición.
  • Adoptar malas posturas cuando estamos sentados.
  • Pasar horas frente a una computadora o a la televisión.
  • Estrés.

Para enfrentar estas situaciones, te ofrecemos Tu Pausa Activa, algunos ejercicios muy simples de menos de 5 minutos que podés hacer en tu casa, en el trabajo o en cualquier lugar de Ciudad Universitaria.

Al momento de hacer tu pausa activa recuerda:

  • La respiración debe ser lenta y profunda;
  • Debes relajarte mientras se practican los ejercicios de manera suave;
  • Realizar ejercicios de movilización en la articulación antes del estiramiento;
  • Concéntrate en sentir el trabajo de los músculos y las articulaciones que vas a estirar.;
  • Siente el estiramiento y consérvalo activo entre 5 y 10 segundos;
  • No debe existir dolor, debes sentir el estiramiento que estás provocando;
  • Idealmente, realiza el ejercicio antes de sentir fatiga, puede ser cada dos o tres horas durante la jornada;
  • Elige en primer lugar ejercicios para relajar la zona del cuerpo donde sientes que se acumula el cansancio.

¿Cuáles son los beneficios de las pausas activas?

  1. Disminuye el estrés.
  2. Favorece el cambio de posturas y rutina.
  3. Libera estrés articular y muscular.
  4. Estimula y favorece la circulación.
  5. Mejora la postura.
  6. Favorece la autoestima y capacidad de concentración.