Corrección de estilo

El servicio de corrección que se ofrece desde el CICI implica un  proceso de revisión, limpieza y perfeccionamiento de los distintos tipos de  textos que se elaboran en la Secretaría de Gestión Institucional en las distintas Direcciones y Áreas con el fin de aportar  claridad, comprensión, exactitud, coherencia, uniformidad en los documentos que se elaboran a diario, como así también cuestiones de  formato. 

Escribir haciendo un uso correcto y adecuado de la lengua, es la clave fundamental para lograr una buena comunicación, la cual nos  permite ir construyendo una imagen distintiva y apropiada que esté en sintonía con la visión y misión de la institución. No podemos concebir  la construcción de una imagen sin considerar la influencia que tienen nuestras comunicaciones ya sea dentro o fuera de la institución. 

 

La corrección implica pulir errores gramaticales, ortográficos  (respetando y manteniendo siempre la intención del autor del material) , para lograr unidad y consistencia, como por ejemplo la sintaxis, ortografía, semántica, reiteraciones léxicas, redundancias innecesarias, ambigüedades, contradicciones, uso de mayúsculas, signos, puntuación y acentuación, entre otras. Además se trabaja en adaptar los textos al  formato que corresponda.  

Hay diferentes tipos de formatos (estándares) según el tipo de texto administrativo que se trate. El formato incluye las especificaciones que determinan la presentación  de un documento, es decir, incluye los elementos que permiten formalizar los datos en un documento.(Márgenes, encabezado, tipo y tamaño de letra, colores, imagen, etc).

En el marco de este servicio, el Centro ha elaborado manuales e instructivos para ir normalizando los estilos y formatos en distintos textos administrativos que son de uso corriente en la SGI en particular y en la UNC en general, a través de un conjunto de normas de estilo en la redacción administrativa con el objetivo de lograr una imagen institucional sólida, homogénea y coherente con una identidad que le sea propia.  

Los textos administrativos deben presentar según su tipo un mismo diseño, respetando al máximo todas las características que lo componen, porque es a través de nuestras comunicaciones, que el público externo nos identifica y construye una imagen de quiénes somos y hacia dónde vamos, de cuál es nuestra visión, nuestra misión y los valores que proyectamos como Institución.